Huevos KOSHER

Eggs And Blood Spots

In the past, most eggs came from fertile hens. It was beneficial to the farmers because a fertilized hen’s increased hormone levels stimulate more egg production. Of course, fertilized eggs will also, in the right conditions, grow into chickens. In modern commercial egg operations, this hormone enhancement is achieved (and controlled), by artificial means through the feed. The eggs themselves are not fertile; they will never develop into chickens. While in the past, every blood spot might have signified the beginning of a new embryo (safek sheretz ha’of), today’s commercial methods virtually insure that this is not the case.

It is in light of this modern reality that Harav Moshe Feinstein, zt”l, (Igros Moshe, Yoreh Deah 1:36), clarifies that blood spots found in commercially produced eggs do not present any fundamental kosher problem. With respect to fertile eggs in the past, where a significant doubt existed that the blood might represent a new embryo, it was necessary to throw out the entire egg if it had a blood spot. This is also the reason why a minimum of three eggs were boiled at one time – if one of them had a spot, it would be batel b’rov to the other two. Today, however, the only concerns are maris ayin or dam beitzim (a small amount of blood from a broken blood vessel in the hen, which is not forbidden). As a result, the entire egg is never assur and mei’ikar hadin removal of the blood spot would suffice. Moreover, since the issur is not intrinsic to the egg, there is no problem with cooking a single egg in a pot. Rav Moshe, however, writes that it is a proper practice to dispose of the entire egg even today, as eggs are not expensive and a person does not incur any significant loss. Therefore, the requirement to check each egg remains in effect, as does the requirement to dispose of eggs containing actual blood spots. Nevertheless, in cases of doubt, difficulty or error, eggs are kosher, even if checking was not done properly; moreover, if blood spots are discovered during or after cooking, there is no problem with the preparation utensils.

Note: Fertilized eggs are available in the marketplace and are sold at a premium. When purchasing organic or natural eggs, a consumer should be careful to check the carton and/or contact the egg producer. Consumers wishing to consume fertile eggs should consult a competent Posek for guidelines. Some kashrus agencies will not certify eggs that are intentionally produced as they were in the past, because of the halachic complexities pertaining to those eggs.

When is Checking for Blood Spots In Eggs Required?

The accepted practice is to check each individual egg prior to use.

• If checking is overly difficult, such as at night on a camping trip, for example, where there is no available good light, one may eat eggs without checking.

• There is no problem with eating eggs cooked in the shell (boiled or roasted), even though these cannot be checked.

If one is in doubt whether the eggs have been checked, it is permitted to eat the food.

Blemishes Found in Eggs – What am I Seeing?

Commercial eggs undergo a screening process called ‘candling,’ which identifies eggs that are blemished. Despite candling, a small percentage of eggs found on store shelves still have various blemishes. This is especially pronounced in eggs with colored shells (such as brown eggs). Some definitions:

Protein Spots: By far the most common blemishes found, these are formed by a microscopic “seed” of foreign matter that enters the egg during the early stages of development. Though found in both brown and white eggs, they are more prevalent in brown.

Generally, these look like thick clear jelly in the egg white and may be any size. If the “seed” speck is visible, it looks like a reddish brown piece of dirt at the center of the spot.

When appearing on the egg yolk, one generally only sees the “seed” speck.

Whether in the white or yolk, these blemishes present no halachic concerns and the eggs may be consumed without further action.

“Blood” Spots: Far rarer than protein spots, these generally appear in the egg yolk. When the egg is released it breaks through a membrane containing a large blood vessel. Sometimes, a small amount of blood ends up in the egg. However, this dam beitzim is not forbidden. The spot will actually look like a drop of blood: red in color with a uniform round shape. When seen, the egg should be discarded.

If noted after cracking several eggs, the eggs without the spots may be used after the egg with the blood spot is removed.

If the eggs are scrambled prior to removal: If the spot is visible, it should be removed. If not, there is no problem with going ahead and cooking the batch.

If the blood spot is noticed after cooking, the individual egg with the spot should not be eaten. However, there is no problem with the utensils or with other eggs cooked in the pan.

If separating the egg whites and yolks, if one notices the spot after the white is separated and mixed with others, there is no problem. The yolk with the spot, however, is discarded.

Greening: When eggs are boiled for too long, the yolks will often turn green. This is not an indication of any issue and may be ignored.

The vast majority of commercially available eggs are not fertile. While it cannot be guaranteed that no eggs are fertilized, the incidence is so small as to be halachically insignificant. Therefore, while, as a matter of practice, we are careful not to eat eggs with blood spots, no fundamental issur is associated with blood found in commercial eggs (unless specifically sold as “fertilized” ) . Moreover, most spots found in eggs are not blood spots and present no halachic problem whatsoever. That said, the position of the Rema to check every egg, as reiterated by Rav Moshe Feinstein remains the accepted and normative position. OU restaurant and catering policy is to check all eggs.

 

 

Huevos y manchas de sangre
En el pasado, la mayoría de los huevos provenían de gallinas fértiles. Fue beneficioso para los agricultores porque el aumento de los niveles hormonales de una gallina fertilizada estimula más la producción de huevos. Por supuesto, los huevos fertilizados también, en las condiciones adecuadas, se convertirán en pollos. En las operaciones comerciales modernas de huevos, esta mejora hormonal se logra (y controla), por medios artificiales a través del alimento. Los huevos en sí mismos no son fértiles; nunca se convertirán en pollos. Mientras que en el pasado, cada mancha de sangre podría haber significado el comienzo de un nuevo embrión (safek sheretz ha’of), los métodos comerciales de hoy prácticamente aseguran que este no sea el caso.

Es a la luz de esta realidad moderna que Harav Moshe Feinstein, zt “l, (Igros Moshe, Yoreh Deah 1:36), aclara que las manchas de sangre que se encuentran en los huevos producidos comercialmente no presentan ningún problema kosher fundamental. Con respecto a los huevos fértiles en el pasado, donde existía una duda importante de que la sangre podría representar un nuevo embrión, era necesario arrojar el huevo completo si tenía una mancha de sangre. Esta es también la razón por la cual un mínimo de tres huevos fueron hervidos al mismo tiempo, si uno de ellos tuviera un lugar, sería una batalla contra los otros dos. Hoy, sin embargo, las únicas preocupaciones son maris ayin o dam beitzim (una pequeña cantidad de sangre de un vaso sanguíneo roto en la gallina, que no está prohibido). Como resultado, el óvulo entero nunca es seguro y me bastaría con la eliminación de la mancha de sangre. Además, dado que el emisor no es intrínseco al huevo, no hay problema con cocinar un solo huevo en una olla. Rav Moshe, sin embargo, escribe que es una práctica adecuada deshacerse de todo el huevo incluso hoy en día, ya que los huevos no son caros y la persona no incurre en ninguna pérdida significativa. Por lo tanto, el requisito de verificar cada huevo permanece en vigor, al igual que el requisito de desechar los huevos que contienen manchas de sangre reales. Sin embargo, en caso de duda, dificultad o error, los huevos son kosher, incluso si la verificación no se realizó correctamente; Además, si se descubren manchas de sangre durante o después de la cocción, no hay ningún problema con los utensilios de preparación.

Nota: Los huevos fertilizados están disponibles en el mercado y se venden con una prima.Al comprar huevos orgánicos o naturales, el consumidor debe tener cuidado de revisar la caja y / o ponerse en contacto con el productor de huevos. Los consumidores que deseen consumir huevos fértiles deben consultar a Posek para conocer las pautas. Algunas agencias de Kashrus no certificarán los huevos que se producen intencionalmente como lo fueron en el pasado, debido a las complejidades halájicas de esos huevos.

¿Cuándo es necesario verificar si hay manchas de sangre en los huevos ?
La práctica aceptada es verificar cada huevo individual antes de usarlo.

• Si la verificación es demasiado difícil, como en la noche en un viaje de campamento, por ejemplo, donde no hay buena luz disponible, uno puede comer huevos sin verificar.

• No hay ningún problema con comer huevos cocidos en la cáscara (hervidos o asados), aunque estos no puedan ser revisados.

Si uno tiene dudas sobre si los huevos han sido revisados, se le permite comer el alimento.

Manchas encontradas en los huevos – ¿Qué estoy viendo ?
Los huevos comerciales se someten a un proceso de detección llamado “candela”, que identifica los huevos que están manchados. A pesar de las velas, un pequeño porcentaje de huevos que se encuentran en los estantes de las tiendas todavía tienen varias manchas.Esto es especialmente pronunciado en los huevos con cáscaras de colores (como los huevos marrones). Algunas definiciones:

Manchas de proteínas : por mucho, las manchas más comunes que se encuentran, están formadas por una “semilla” microscópica de materia extraña que ingresa al huevo durante las primeras etapas de desarrollo. Aunque se encuentran tanto en los huevos marrones como en los blancos, son más frecuentes en los marrones.En general, estos parecen jalea clara gruesa en la clara de huevo y pueden ser de cualquier tamaño. Si la mancha de la “semilla” es visible, se ve como un pedazo de tierra de color marrón rojizo en el centro del lugar.
Al aparecer en la yema de huevo, generalmente solo se ve la mancha de “semilla”.
Ya sea en blanco o en yema, estas imperfecciones no presentan preocupaciones halájicas y los huevos pueden consumirse sin más acción.

Manchas de “sangre” : mucho más raras que las manchas de proteínas, generalmente aparecen en la yema de huevo. Cuando se libera el huevo, se rompe a través de una membrana que contiene un gran vaso sanguíneo. A veces, una pequeña cantidad de sangre termina en el huevo. Sin embargo, esta presa beitzim no está prohibida. La mancha realmente se verá como una gota de sangre: de color rojo con una forma redonda y uniforme. Cuando se ve, el huevo debe ser desechado.Si se observa después de romper varios huevos, los huevos sin las manchas se pueden usar después de que se haya eliminado el huevo con la mancha de sangre.
Si los huevos están revueltos antes de retirarlos: Si el lugar es visible, debe eliminarse. Si no, no hay problema con seguir adelante y cocinar el lote.
Si se nota la mancha de sangre después de cocinar, el huevo individual con la mancha no debe comerse. Sin embargo, no hay problema con los utensilios o con otros huevos cocinados en la sartén.
Si separa las claras de huevo y las yemas, si se nota el lugar después de que el blanco se separa y se mezcla con los demás, no hay problema. La yema con la mancha, sin embargo, se desecha.
Enverdecimiento : cuando los huevos se hierven durante demasiado tiempo, las yemas a menudo se vuelven verdes. Esto no es una indicación de ningún problema y puede ser ignorado.
La gran mayoría de los huevos disponibles comercialmente no son fértiles. Si bien no se puede garantizar que ningún óvulo sea fertilizado, la incidencia es tan pequeña que es insignificante desde el punto de vista haláquico. Por lo tanto, mientras que, como cuestión de práctica, tenemos cuidado de no comer huevos con manchas de sangre, no se asocia ningún problema fundamental con la sangre que se encuentra en los huevos comerciales (a menos que se vendan específicamente como “fertilizados”). Además, la mayoría de las manchas que se encuentran en los huevos no son manchas de sangre y no presentan ningún problema halájico. Dicho esto, la posición del Rema para verificar cada huevo, como lo reiteró el Rav Moshe Feinstein, sigue siendo la posición aceptada y normativa. La política de restauración y catering de OU es revisar todos los huevos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s